No debemos pensar que el 100% del trabajo de fumigación, depende del personal especializado. Si queremos garantizar el mejor resultado, te recomendamos seguir algunas recomendaciones que puedes realizar antes y después de fumigar.


Antes de la fumigación:

  • Llevar a cabo una limpieza profunda de la estancia
  • Cerrar todas las ventanas y las puertas
  • Apagar los equipos eléctricos, especialmente el aire acondicionado y los ventiladores
  • Despejar las áreas en las que observemos que se da una mayor actividad de la plaga. De esta forma, el especialista podrá aplicar a fondo el insecticida y llegar a los nidos para cortar el problema de raíz.
  • Guardar o cubrir los alimentos con bolsas de plástico, manteles…
  • Separar los muebles unos 30cm de las paredes, si es posible, para poder llevar a cabo la fumigación en todos los perímetros.

Después de la fumigación:

  • La estancia debe quedar cerrada de 2h a 4h, dependiendo de la recomendación del especialista.
  • Antes de volver a entrar a la casa, abrir las ventanas durante un par de horas para que quede bien ventilada.
  • Limpiar la estancia al menos 24 horas después de que se haya realizado la fumigación, nunca.

*Fuente: ALCORA