Por increíble que parezca, el inodoro no es el lugar con más bacterias en todo el hogar, oficina o negocio. La cocina, por su parte, sí lo es.



La presencia de bacterias se concentra mayormente en tablas de cortar, refrigeradores, en los mismos alimentos, y en el uso incorrecto de los utensilios de cocina. Emplear el mismo cuchillo para cortar un alimento crudo y luego uno ya cocinado, no es para nada recomendable.



Aunque constantemente limpiamos con el típico trapo humedecido con equis producto o simplemente agua, éste no cumple otra función más que atrapar y transportar un sin número de bacterias de un espacio a otro.



Sin importar si se trata del baño, la cocina, el cuarto de lavado, recámaras, escritorios, etc.; te recomendamos conocer las diferencias entre limpiar y desinfectar.



¿Sabe cuál es la diferencia entre limpiar y desinfectar?



Limpiar, es eliminar la suciedad, y desinfectar, tiene que ver con reducir la población microbiana (no visible a simple vista) a niveles no perjudiciales para la salud.



Para ello, recomendamos realizar una desinfección patógena, es decir, un proceso selectivo físico o químico que mata bacterias de origen entérico, virus, hongos, levaduras y protozoos, impidiendo el crecimiento de microorganismos patógenos que se encuentran en objetos inertes.



En MACOPSA sabemos cómo hacerlo, pues somos una empresa con varios años de experiencia aplicando esta técnica a nivel residencial y comercial.



Contáctenos, cotice y compruebe porqué somos los especialistas en desinfección patógena.